Virtudes del periodismo digital

Opinión

Chihuahua, Chih.  –  19 de Julio de 2018  –  David Adrián García

El periodismo digital tiene muchas virtudes que bien manejadas pueden convertirlo en la forma más eficiente de hacer periodismo. Sin embargo, si se maneja mal, esas mismas virtudes juegan en su contra.En comparación con el periodismo impreso, la radio o la televisión, hacer periodismo digital es más económico. Una página web se puede crear con muy poco dinero, incluso un blog se puede hacer gratis, con sus limitaciones. Por supuesto, se pueden invertir miles de pesos en una muy buena plataforma digital, pero en la mayoría de los casos no es necesario. Sin embargo, esa es sólo su carcasa, y un medio digital se nutre del contenido, el cual debe ser constante, y de buena calidad, y para eso se necesita tiempo y periodistas, lo cual por supuesto consume recursos. Para tener un buen medio se necesitan reporteros, fotógrafos, editores multimedia, ingenieros, etcétera. Entre más grande sea el medio, más grande la plantilla. Esto puede consumir a una pequeña empresa que empieza sin un plan claro de crecimiento.

El acceso a la plataforma desde cualquier parte del mundo permite subir noticias con inmediatez. En el mismo momento en que suceden los hechos, un reportero que se encuentre ahí puede narrar los acontecimientos en vivo mediante una transmisión de Facebook, o mediante fragmentos de información en twitter. El problema aquí es que cuando no se tiene toda la información disponible es fácil cometer errores. Es una buena idea informar en el momento, pues suele ser cuando la gente se interesa por el contenido, pues les da la sensación de estar en el lugar. Pero también es importante que una vez concluido el evento se realice un análisis a conciencia y se publique posteriormente, con declaraciones contrastadas, información verificada, y conclusiones, así como espacio para el seguimiento del tema. Es mejor no publicar algo, que publicar a medias.

Otra gran virtud del periodismo digital es que permite utilizar distintos formatos para contar una misma historia. No es lo mismo que un periódico impreso te cuente con un escrito y fotografías lo que dijo alguien, a que una página web te muestre el video donde lo dice, o un podcast te muestre el audio y una mesa de debate al respecto. La versatilidad del internet permite experimentar con infinidad de formatos, entre infografías interactivas, hasta fragmentos de video o gifs que ejemplifican lo que está pasando en el mundo. Hay que tener cuidado con el abuso de los formatos o utilizarlos sin ton ni son. Un video mal tomado o un audio mal editado pueden ahuyentar a más personas de las que atraen.Las redes sociales son un aliado indiscutible del periódico digital. Es a través de estos canales que se distribuyen las noticias, pues sólo publicarlas en la página poco hará para que la gente se entere. Se debe llevar la noticia a donde están los lectores, esto es, a Facebook, a Twitter, y recientemente también a Whatsapp. Incluso la misma población se encargará de nutrir tu periódico mediante comentarios sobre lo que ocurre, e información de primera mano de testigos de hechos. Pero esta es un arma de doble filo, pues a pesar de la formación, un periodista puede estar dispuesto a publicar un hecho sin comprobarlo antes porque se lo han dicho dos o tres usuarios de redes. Es indispensable que se trate a las redes sociales como una fuente más, con el mismo rigor con el que trataríamos un testimonio callejero.

Por último, aunque es claro que existen más, estas virtudes en conjunto permiten un pluralismo de opiniones. Cada quien puede ahora publicar su opinión a un costo bajísimo o nulo, y esto permite que día tras día se suban miles de videos, de podcast, de entradas de blog, tweets o publicaciones de Facebook. El problema es que cuando los contenidos tienden a infinito, el rating tiende a cero, por lo que será tarea de los periodistas unir fuerzas para, dentro de la misma pluralidad, crear esfuerzos colectivos que agrupen los contenidos y permitan un ejercicio periodístico sólido y confiable para la ciudadanía.

Escríbame a hola@davidadriangarcia.com

Sígueme en Twitter @DavidAdrianGM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *