Comunicar el amor

Colaboración Opinión

¿De qué cosa puede hablar un chico al que le apasiona el cine, la publicidad y el amor? De un cortometraje que incluye estos tres elementos llamado “Kismet Diner”.

Por Alan Valles
Desde que la mítica Torre de Babel fue destruida, han aparecido cientos de lenguajes y dialectos en el mundo. Viajar a otro país puede ser fascinante, sin embargo, cuando te topas con una barrera en la comunicación por no conocer el lenguaje de la otra persona, puede ser algo frustrante. Recuerdo hace algunos años, cuando viaje a Japón, mi impotencia al no poder decirle a un mesero que necesitaba ayuda para encontrar el elevador. Pero entonces descubrí uno de los mejores recursos que tenemos como humanos: la capacidad de comunicarnos a través de nuestro cuerpo, sin siquiera necesidad de pronunciar palabras. En aquella ocasión empecé a hacer señales con las manos que intentaban representar la cabina del elevador en movimiento. Fue algo realmente gracioso, pero afortunadamente aquel mesero japonés logro decodificar mi mensaje y me llevo al elevador más cercano, evitando así que perdiera el camión que me llevaría al aeropuerto. Y es que es cierto, la capacidad que tiene el hombre de comunicarse es algo increíble, tan fascinante que incluso sí no fuera por el lenguaje, hoy no tendríamos ninguno de los avances tecnológicos con los que contamos.
Por otra parte, según dicen los enamorados, el amor es el auténtico lenguaje universal. Ni siquiera el inglés o el esperanto logran poner en comunión tan sencillamente a dos personas. Basta con una mirada o un apretón de manos para descifrar lo que el otro te quiere decir. Justo eso podemos apreciarlo con mayor claridad en un cortometraje producido por Cornetto llamado “Cafetería Kismet”. En este video se cuenta la historia de Laura, una mesera que sueña con ser cantante. En una ocasión entra un cliente que le parece especialmente apuesto, pero su decepción es que, al terminar de cantar, aquel joven parece no haber notado su presencia. Después de varios intentos fallidos, esta chica se decepciona, pues no logra hacer click con aquel muchacho. Pero luego aparece un plow twist fascinante: ella descubre que su enamorado es sordo, por lo cual se decide a traducir su nueva canción a un lenguaje que logre ser entendido por él. Esta historia romántica nos enseña que a veces hay que escuchar con el corazón.
La situación central de este video será las barreras en el proceso de comunicación, y cómo estas pueden en ocasiones dificultar la empatía entre dos personas. Pero dado que el mensaje que se desea transmitir es el amor, la dificultad para conectar al emisor con el receptor no es tan lejana a la realidad ¿Cuántos matrimonios se han destruido precisamente por un fallo en la comunicación, por no hablar el mismo idioma? ¿Cuántos enamorados no han logrado conquistar a la chica de sus sueños sólo porque no logran entender que mientras a los hombres nos conquistan por la vista, a la mujer hay que hablarle con un lenguaje más poético, pues ellas son auditivas? Bien, ya lo decía, el amor es el lenguaje universal ya que todos deseamos en nuestro interior amar y ser amados, sin embargo, debemos aprender a comunicar nuestros sentimientos.
Afortunadamente para nosotros, y para nuestro mayor entretenimiento, el lenguaje no es lineal, no todos nos comunicamos igual siempre. En el cortometraje lo podemos ver; el narrador hace uso de elementos para informarnos; dejar la lámpara encendida sobre el chico corresponde a una función apelativa; el lenguaje fático es lo que logra finalmente establecer comunicación entre Laura y aquel joven; la metalingüística nos ayuda a explicar todo esto; mientras que la función poética es el lenguaje más propio para hablar de eso que le da sentido a la vida humana: reír, soñar, jugar, cantar y amar.
Recuerdo lo que me decía mi profesor de Metafísica: “Sólo la poesía es capaz de explicar cuestiones tan profundas como el Ser”. Pues bien, en este cortometraje podemos ver esto con claridad. Y es que el amor no puede ser expresado con palabras ni abarcado en su totalidad en una definición. El amor siempre encuentra la manera de expresarse, sólo hay que dejarlo en libertad. El cortometraje está aquí abajo para que lo disfrutes.
No olvides dejar tu opinión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *